La gran diosa

La gran diosa

TEOTIHUACÁN

La ciudad arqueológica de Teotihuacan está situada en la gran cuenca de México, al noreste de la ciudad de México. En tamaño, fue más grande que Roma Imperial en su época cubriendo más de 30 km2 en su apogeo y tenía alrededor de 150000 habitantes. "La Ciudad de los Dioses" fue el centro religioso, político y económico de las regiones cercanas, controlando las actividades de cientos de miles de personas. En su resplandor, se perfeccionaban las ciencias: las matemáticas, la astronomía, el calendario, y florecieron las artes: la arquitectura, la planeación urbana, la escultura, la cerámica, y la pintura.

Actualmente una pequeña parte ha sido excavada, sabiendo que Teotihuacán era una ciudad pintada, no solamente decoradas las paredes de los templos y las casas por dentro y por fuera, sino que las calles mismas estaban estucadas y pintadas, en colores blanco y rojo. Su pintura es tan versátil que puede expresar lo monumental y la miniatura. En esa época se aplicaba pintura hecha con minerales más un aglutinante orgánico, a una superficie, casi siempre de estuco, mientras esta superficie se encontraba húmeda. De esta manera, la pintura penetraba la pared y adquiría bastante permanencia.

 

 

PINTURA MURAL

La pintura mural en Teotihuacán posee una gran importancia, y está adscrita a todo lo que es la arquitectura residencial. La ciudad estaba constituida por dos mil conjuntos habitacionales, tales como Atetelco, Tetitla y Tepantitla que contenían pintura mural elaborada por los artistas teotihuacanos y que nos dan una idea del gran colorido que tenía esta ciudad en su momento de esplendor. En los registros pictóricos reflejaron su forma de ver el mundo, así como eventos históricos, políticos o militares que nos hablan de una forma de expresión colectiva que los investigadores modernos insisten en descifrar.

 

 

TETITLA

Todos los conjuntos arquitectónicos en Teotihuacán estaban amurallados, lo que hace suponer que tenían un fin defensivo. El sistema urbano que caracterizó consistía en calles, plataformas, plazas, patios y altares. Todas las viviendas o también llamados “patios hundidos”, consistían en huecos rectangulares que se hacían en el piso y eran llenados de agua. Servían como espejos para reflejar la luz solar y lunar hacia el interior de los cuartos, al no existir sistemas de iluminación como los de hoy en día. 

Por los exquisitos decorados pictóricos, se intuye que este barrio fue habitado por un sector de la población que gozó de cierto estatus económico. En el lugar destacan las pinturas murales con imágenes alusivas a deidades, entre ellas, la conocida como Las diosas verdes, donde se observan varias representaciones de personajes femeninos que se han relacionado con la diosa Chalchitlicue.

 

 

DIOSA DE JADE

La Gran Diosa de Teotihuacán o "Mujer Araña de Teotihuacán" es una interpretación de una deidad que representa la fertilidad y de la vegetación. En los murales de Tepantitla y Tetitla,  lleva un tocado marco que incluye la cara de un pájaro verde, identificado generalmente como una lechuza o un quetzal. Se muestra entre varias arañas y con una coloración de su cuerpo de color amarillo, otro elemento distintivo de otras deidades mesoamericanas.

Esta diosa siempre esta vista de frente con fondo rojo, color que para los antiguos teotihuacanos representaba lo sagrado y estaba vinculado con el valor. Su cuerpo no es visible, lo único que se aprecia de la forma humana son las manos amarillas, extendidas, dedos separados y pulgares arriba, lo que indica que se trata de una deidad femenina o bisexual del maíz, la tierra y la vegetación. La figura usa una máscara verde que le da aspecto humano. Las orejeras verdes se forman de dos disco y un anillo concéntrico de cada lado.

 

 

 

CASA OBSIDIANA

Este 31 de octubre, Casa Obsidiana cumple 4 años de poner en alto Teotihuacán, fusionando el diseño mexicano contemporáneo con la cultura ancestral de la cultura prehispánica. Es asi como nos reinventamos y evoluciona el logotipo tomando como referencia a esta gran diosa de jade. Estos dos aros que representan la joyería en las pinturas, dos aros que forman dos grandes ojos geométricos alineados que ya lo hemos colocado en nuestra fachada, dos aros dorados que dan la bienvenida a Casa Obsidiana.

Iniciamos una nueva etapa en Teotihuacán, una nueva mezcla de diseño y artesanía, una ofrenda a los dioses, un grito de pasión, una carta de amor a los abuelos, a nuestros ancestros y a nuestro sucesores, un latido al negro corazón de obsidiana.

 

Regresar al blog
  • Todxs somos dioses 2024

    Todxs somos dioses 2024

    Cada deidad está inspirada por un elemento encontrado en el tunel que lleva al Tlalocan. Un lugar ocupado por una serie de fuerzas y deidades que están en constante movimiento, un lugar donde...

    Todxs somos dioses 2024

    Cada deidad está inspirada por un elemento encontrado en el tunel que lleva al Tlalocan. Un lugar ocupado por una serie de fuerzas y deidades que están en constante movimiento, un lugar donde...

  • El Llamado del Caracol

    El Llamado del Caracol

    El Llamado del Caracol siempre presente, inspirando a otros y guiándolos por el camino de nuestros ancestros.

    El Llamado del Caracol

    El Llamado del Caracol siempre presente, inspirando a otros y guiándolos por el camino de nuestros ancestros.

  • Películas filmadas en Teotihuacán

    Películas filmadas en Teotihuacán

    Reunimos algunas de las pocas que fueron filmadas dentro de la zona arquelógica de Teotihuacán.

    Películas filmadas en Teotihuacán

    Reunimos algunas de las pocas que fueron filmadas dentro de la zona arquelógica de Teotihuacán.

  • Serial Valle de Teotihuacán

    Serial Valle de Teotihuacán

    Presentan Serial de carreras en Pueblos Mágicos, destacando lo mejor de cada poblado del Valle de Teotihuacán.

    Serial Valle de Teotihuacán

    Presentan Serial de carreras en Pueblos Mágicos, destacando lo mejor de cada poblado del Valle de Teotihuacán.

1 de 4